Conociéndonos 6: Andrés Benítez: “Mitigar los efectos sobre la atmósfera”

Nuevo! 3/4/21 22:06

Ingeniero agrónomo y socio, le preocupa el balance de carbono de sus plantaciones.

Andrés Ignacio Benítez, La Niña, Buenos Aires

 

¿Cuándo inició su plantación y su contacto con la Cámara?

Comencé la plantación en el invierno del año 2019 con 180 plantas en un marco de 7X12 metros. Hoy la superficie implantada es de tres hectáreas y proyecto llevarla, al menos, a diez hectáreas en los próximos años.

El campo, "Rancagua", es un establecimiento productivo familiar que ya trabajaba mi abuelo, desarrollando principalmente actividades agrícolo-ganaderas extensivas. Está ubicado en el partido de 9 de Julio, provincia de Buenos Aires, a ocho kilómetros de la localidad de La Niña.

Soy socio de la Cámara Argentina de Productores de Pecán desde mediados del año 2020.

 

¿Cómo se interesó por el pecán?

Desde que cursé fruticultura, durante mi carrera de ingeniería agronómica, y conocí el pecán, tengo el proyecto de ser productor, pues lo veo como una gran posibilidad de diversificación en el establecimiento, una forma de hacer más complejo el ecosistema productivo, de modo de disminuir la dependencia de insumos externos, y un sector con enormes oportunidades de desarrollo, no solo por los múltiples productos y servicios que podemos brindar, sino, además, acompañado por los cambios de hábito de consumo en la población mundial.

 

¿Qué es la huella de Carbono? ¿Cree que puede ser importante en el tema del pecán a medida que crezcan las hectáreas plantadas?

Los productos desarrollados y que desarrollar, además del pecán, son muy diversos ... Y al referirme, en la respuesta anterior a “servicios”, pienso en los ecosistémicos y certificaciones de mercado, como podría ser, por ejemplo, la determinación del “balance de carbono”, teniendo en cuenta, básicamente, que el pecán es una especie longeva y, por lo tanto, además de producir anualmente, es una reserva de carbono por un largo tiempo. Esta idea, que hasta hace muy poco tiempo se podía considerar como una forma de acceder a nuevos nichos de mercado, viendo actualmente la necesidad insoslayable de disminuir el impacto ambiental de los sistemas productivos de manera de mitigar los efectos sobre la atmósfera, es muy probable que, a mediano plazo, sea una exigencia que cumplir. Para poder llevarla a cabo es muy importante, en primer lugar, desarrollar estudios y ensayos locales en nuestro sector, que permitan determinar el “balance de carbono”, es decir, la cantidad de dióxido de carbono emitido durante el proceso productivo, menos el capturado por el sistema en el mismo período, principalmente por el proceso de fotosíntesis; en segundo, generar un mercado nacional certificado y reconocido a nivel internacional. Para esto, y muchas otras cosas más, es indispensable, según mi opinión, la participación de la CAPP y, por lo tanto, de los socios que la conformamos junto a otras instituciones y organismos del estado.

 

Como nuevo socio, algunas palabras para los demás…

Un saludo cordial a todos los asociados. Agradezco principalmente a Pablo y Néstor por contactarme y a Belén por su permanente disposición para responder cualquier consulta. Espero, con entusiasmo, que pronto podamos reunirnos y participar de las jornadas técnicas presenciales para conocernos.